Oketz (“Picadura” en hebreo) es la unidad canina de las FDI. Opera especialmente con perros entrenados para misiones de antiterrorismo, búsqueda y rescate y otros propósitos específicos. La unidad opera en todas las regiones del país y especialmente en la región de Judea y Samaria. Unirse a la unidad es voluntario y por ello los soldados atraviesan una difícil selección y exámenes antes de unirse a la unidad. Cada perro es entrenado para una especialidad específica (ataque, búsqueda y rescate, localización de armas, detección de explosivos, etc.).

Oketz fue creada en 1974, seguido de la ola de ataques terroristas que golpeó a Israel en los 70. La unidad en aquel entonces estaba formada solamente por 11 soldados. En 1970 y 1980, la unidad participó en decenas de misiones secretas. Operó en secreto total hasta 1988, cuando la unidad fue revelada al público por primera vez luego de la operación en Líbano.

La conexión entre el perro y su entrenador es muy personal. Los soldados reciben a su perro durante su entrenamiento y pasan mucho tiempo con el. La conexión entre los perros y los soldados son muy importantes durante las operaciones militares y son una parte integral de las características de la unidad.